Una analogía. Métodos de entrenamiento Canino.

Estamos de primer cumpleaños de Punto Can, un año que ha pasado rapídisimo y en el que intentamos llegar a nuestros objetivos poco a poco. Aún tenemos que matizar cosillas y seguir contactando con todos y todas los que os interesa la convivencia amable entre personas y perros.

Una de nuestras voluntarias amablemente ha traducido un texto encontrado en Canineprinciples.com en el que se realiza una analogía de lo más interesante.


Métodos de entrenamiento canino. Una analogía!


Los métodos de adiestramiento de perros han estado sometidos a debate esta mañana en nuestra casa. Desencadenando un post de facebbok, como suele ser habitual hoy en día; la publicación mostraba a una familia a sus perros, los perros obteniendo un certificado por buen comportamiento.

Junto con esta foto estaba un escrito sobre cómo el comportamiento de los perros había mejorado muchísimo. A mí me parecieron destrozados. Ambos perros llevaban pesados collares de pinchos. Y collares eléctricos. Así que el hombre más listo del mundo (junto con quizás Stephen Hawking) creó una analogía que es bastante impresionante en sí misma, aquí está.


El experimento


No tenemos más opción que encerrar a dos personas aleatorias en celdas carcelarias del tamaño de una casa! Tenemos que hacerles aceptar su celda y que dejen de gritar e intentar escapar. Así que intentamos dos métodos diferentes, uno con cada individuo.

Les llamaremos Fred y Tom.

Cada uno de ellos quiere salir.  Ellos no están lo suficientemente cerca como para comunicarse entre ellos en ningún modo.


El objetivo


Queremos mostrar a Fred y Tom  que queremos que estén calmados y relajados.


El proceso de aprendizaje


-Enfoque 1: Fred empieza a recibir recompensas por relajarse. Ignoramos sus intentos de escapar pero cada vez que se relaja, algo genial sucede. Cuanto más se relaja, más recompensas recibe. Le damos una tele películas, una cama viscoelástica de alta gama, un gimnasio en una esquina, una dieta sabrosa y saludable y montones de libros para leer. Le hacemos sentirse cómodo y feliz.

-Enfoque 2: A Tom no se le dá nada parecido. Si intenta escapar, entonces le electrocutamos. Al final, cuando se rinde y se relaja un poco no hacemos nada. Está triste y no quiere comer así que le supervisamos y le obligamos, o se la quitamos dejándole hambriento.

(Debes haber visto al menos una película sobre cárceles, verdad? Imagínate eso-sólo que el prisionero no ha cometido ningún crimen).

Ignoramos completamente todo lo que nos gustaría que se repitiera y aún así confrontamos sus intentos de recobrar el control sobre su propia vida con la fuerza bruta. Él ya no sabe si viene o va.


Después de unas cuantas semanas quitamos las paredes


Fred empieza a explorar, pero siempre vuelve a su acogedor lugar porque le gusta. Tiene invitados, amigos y un hogar seguro, hemos satisfecho sus necesidades y está feliz. Conseguimos hacer esto porque le engañamos para que se relajara y ya no quiere escapar, de hecho, le encanta su vida y se ha olvidado de los primeros días en la celda.

Tom ve las paredes caer y hará una de estas dos cosas:

– Se escapará

ó

-Está lo bastante destrozado como para quedarse pero realmente nunca se recuperará de los electro shocks, la fuerza y la brutalidad – la ciencia llama a esto indefensión aprendida. Independientemente de la elección que haga Tom, él nunca se repondrá de estas primeras semanas en su celda. La confusión, falta de confianza y el trauma se quedarán con él para el resto de su vida.


Los resultados


Justo antes de tirar las paredes (por lo que a nosotros respecta) teníamos exactamente el mismo comportamiento resultante en Fred y Tom. Ambos no nos causaban problemas, ya no luchaban con nosotros, habían aprendido lo que esperábamos de ellos, aún así sus estados mentales y su confianza en nosotros era muy distinta.


Seis meses después


Fred está feliz y continúa con su vida.

Tom está traumatizado y no confía en la gente.

Es por esto que deberíamos enseñar siempre a nuestros perros con amabilidad, porque el comportamiento puede cambiar de la misma manera, pero el efecto en el bienestar animal es escandalosamente diferente. Si tienes alguna duda, busca Psicología Basada en el Comportamiento y echa un vistazo a algunos estudios centrados en el comportamiento canino. Los mismos términos de aprendizaje y comportamiento se emplean tanto para personas como para perros, interesante.

PD. Gracias al hombre más listo del mundo- por ser lo suficientemente amable como para pensar!

Los métodos de adiestramiento de perros sí importan y siempre deberían ser cuestionados, sin excepción.

Esperamos que reflexionéis acerca de este texto, para nosotros más que acertado. Sin duda, es nuestra responsabilidad buscar el modo amable con los perros incluyendo como no el adiestramiento canino.

Gracias por leernos, visitarnos, seguirnos, apoyarnos….nos sentimos muy felices en nuestro primer cumpleaños!